Visión y Adultos

Cuando llegamos a una edad adulta muchos de nosotros comenzamos a tener síntomas de fatiga visual, nos cuesta leer de cerca, mala visión de lejos o dolor de cabeza al final del día, dificultades para ver bien al conducir por la noche, picor o sensación de sequedad ocular, etc.

Además nuestro sistema visual está sometido a un gran esfuerzo debido al con el uso excesivo de pantallas, tanto a nivel profesional, especialmente con el aumento del teletrabajo, como en los momentos de tiempo libre, ocio y descanso, en los que seguimos usando dispositivos electrónicos.

A medida que se van cumpliendo años, los defectos de la visión, como la miopía, hipermetropía o astigmatismo pueden variar, y requerir una compensación distinta. También a partir de los 40 años aparece la presbicia, o vista cansada, debido a que el cristalino de nuestros ojos. pierde flexibilidad y cuesta más enfocar objetos cercanos, dificultando la lectura o el uso del móvil.

Por todo ello es importante realizar una revisión anual con tu Óptico-Optometrista de confianza, que, además de examinar tus ojos, te dará consejos para cuidar tu salud visual, y te remitirá al médico especialista si descubre signos que puedan indicar algún tipo de patología.

En algunos casos tu Óptico-Optometrista te recomendará terapia visual específica, pero siempre es bueno hacer ejercicios que ayuden al descanso de nuestros, ojos, como proponemos en nuestros ejercicios de #FitEye, así como otros consejos de Ópticos-Optomestristas que regularmente difundimos desde la Primera Delegación Regional del CNOO.

 

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *