Terapia visual

Una buena visión no es solo ver correctamente, sino tener una buena eficacia visual (saber interpretar, tener buenos movimientos oculomotores, capacidad acomodativa,…).

La Terapia Visual es la parte de la Optometría que se encarga de mejorar de forma sencilla la eficacia visual, cuando las lentes compensadoras (gafas y lentillas) son insuficientes. Con la Terapia Visual “aprendemos a ver”.

La Terapia Visual consiste en un conjunto de ejercicios visuales y posturales que mejoran la flexibilidad acomodativa (enfoque y desenfoque), la visión binocular y estereoscópica (3D), la coordinación entre la visión y los movimientos corporales, la velocidad y comprensión de lectura,  discriminación de detalles, etc.

La actividad diaria somete a nuestro sistema visual a un estrés excesivo que puede ocasionar problemas de rendimiento, dolores de cabeza, molestias o fatiga visual, visión borrosa o doble,… Si tienes alguno de estos síntomas en algún momento del día, aunque creas que tienes buena visión de cerca y de lejos, consulta a tu óptico optometrista. Puede ayudarte a que tu función visual sea más eficiente mediante, no solo lentes compensadoras sino también con terapia visual.

La Terapia Visual es útil para cualquier edad, y mejora la actividad visual diaria, pero puede estar especialmente indicada en niños con problemas de aprendizaje y bajo rendimiento escolar.

Nuestro consejo desde la Primera Delegación del Colegio Nacional de Ópticos-Optometrista: Pregunta y Visita a tu tu Óptico-Optometrista: siempre responde

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *