Los defectos refractivos del ojo

El ojo y el sistema visual

¿Qué son los defectos refractivos del ojo? ¿Cómo funcionan nuestros ojos y nuestros sistema visual?

El ojo es uno de los órganos más complejos de nuestro cuerpo, con una estructura anatómica compleja. En unos centímetros hay tejido muscular, tejido nervioso en contacto directo con el cerebro, células sensibles a la luz, entre otras muchos componentes.

Todo ello forma un sistema óptico diseñado para recibir la luz, enfocarla automáticamente, y proyectarla en la retina, que responde a los impulsos nerviosos, y los envía al cerebro para poder decodificarlos y “ver”.

Tradicionalmente se ha usado como ejemplo de funcionamiento del ojo, el símil con una cámara fotográfica tradicional o con la proyección en una sala de cine una explicación sencilla para conocer cómo trabaja el ojo humano.

Pero nuestro sistema visual es algo más complicado, todos sus elementos, la retina, la córnea, el cristalino, el humor acuoso, la lágrima forman parte esencial del funcionamiento de nuestros ojos.

El ojo y los defectos refractivos

Si nos fijamos en el sistema de enfoque del ojo, centrado principalmente en la córnea y el cristalino, podemos explicar los defectos refractivos del ojo, como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia.

Estos defectos refractivos no son enfermedades (aunque puede haber patologías que producen defectos refractivos), y no se debe hablar de curar o corregir sino de compensar, bien con unas gafas o unas lentes de contacto.

La miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia pueden causar molestias concretas que nos indican que es el momento de visitar a tu Óptico-Optometrista, que adaptará tus gafas o lentes de contacto para compensar los defectos refractivos de tus ojos, y te dará los consejos necesarios para mejorar tu rendimiento visual.

 

También te puede interesar...

Artículos populares

Debes iniciar sesión para publicar comentarios